LARGA VIDA AL MARKETING… ¡Y AL VINO!

Ayer se celebró el IV Foro Bobal organizado por la DO Utiel-Requena. En esta edición, el foco se ha puesto en la importancia de invertir marketing a largo plazo, como garantía de éxito en la promoción del vino.

El marketing lleva años aplicándose en departamentos de todos los sectores a lo ancho y largo del globo. Hace más de medio siglo, Theodore Levitt, entonces un profesor de administración de empresas en Harvard escribió un artículo que posteriormente se convertiría en todo un estandarte mundial: La miopía del marketing, donde explicaba que “la Gestión no debe concebirse como una fabricación de productos, sino como una forma de ofrecer una satisfacción de valores que genere clientes».

Y en ello se basa la esencia del marketing. En anticiparse a las necesidades de los clientes y así, poder ofrecerles productos que satisfagan esas necesidades. En el caso del vino, todos hacemos buen vino, a precio competitivo y luego vamos a venderlo al mismo mercado. Al final, el que se lleva el gato al agua es aquel que tiene un plan, que lo está llevando a cabo, que reorienta cuando las cosas no salen como había previsto. Porque al vino y al marketing les pasa lo mismo: están vivos, evolucionan y hay que escuchar. No se trata de vender, se trata de enamorar.

En esta línea abrió el foro Coro Ramos, de la Interprofesional del Vino, quien hizo hincapié escuchar al mercado, algo alejado del producto en el caso del vino. Porque históricamente, la comunicación del vino ha sido tan elitista que hemos alejado al consumidor del producto. No hace falta saber de vino para beber vino, esa es la idea. Reiteraba Coro, que da igual cómo quieran consumir vino, que lo importante es que lo consuman, que el vino pase a formar parte de su día a día.

A continuación, Juan Park, un gran sociólogo y experto en marketing del vino, puso también ejemplos de otros sectores para explicar cómo funciona la mente del consumidor y la necesidad de realizar acciones que les enamoren y no tengan dudas a la hora de elegir nuestro producto.

Después de estas dos intervenciones magistrales, se abrió un foro con los dos ponentes y al que se unieron 3 grandes profesionales del sector para debatir acerca del marketing que aplican en sus bodegas, la bobal como estandarte de la zona, el enoturismo como experiencia para conocer, enamorar y fidelizar consumidores en nuestra comarca, entre otros temas.

Gracias a la DO Utiel-Requena ayer tuvimos la oportunidad de debatir acerca de una herramienta sin la cual nuestros proyectos no tendrán nunca visibilidad ni permanencia. Lo que quedó claro es que bien utilizado, el marketing no es un gasto, es una herramienta a largo plazo que nos ayudará no solo a vender más, sino a vender mejor.

Larga vida al marketing… ¡y al vino!

 

 

 

Compartelo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies