Bodegas Covilor te enseña a catar vinos

En los últimos años, la cata de vinos se ha convertido en una liturgia solo al alcance de unos pocos. Conceptos difusos, altivos y lejanos del consumidor, han contribuido también a alejar el producto de la sociedad, en detrimento de otras bebidas que han llegado y se han presentado al mercado con mensajes destinados a disfrutar.

El consumidor se ha sentido inexperto en materia enológica, y ha preferido decantarse por otras opciones. Si bien es cierto, que hoy en día, la industria vinícola se ha dado cuenta de ello y ha aunado esfuerzos por rejuvenecer tanto el producto como la comunicación en torno a él.

En este sentido, se intenta recuperar ese mercado y acercarse un poco más a los consumidores, huyendo de clichés y hablando un lenguaje universal.

La cata es una experiencia sensorial que parte de la premisa básica de que cada individuo es único y consta de un umbral sensorial claramente diferenciado de otro individuo. Esto es, que a la hora de mirar el color de una copa de vino, de percibir aromas o probar un vino, podamos contrastar experiencias y no siempre tenemos que coincidir.

Pues bien, ¿qué es importante saber y qué no a la hora de catar un vino?

En Bodegas Covilor, queremos ilustrarte para que te decidas a jugar con la cata de vinos y te diviertas. Es la mejor forma de iniciarse. ¿Comenzamos?

El color del vino

Ayudándonos de un folio o una servilleta blanca, podemos tumbar ligeramente la copa de vino para ver qué color y qué matices nos está ofreciendo ese vino.

Podemos catalogarlo de blanco, rosado o tinto e incluso atrevernos a definir sus matices.

Como ejemplo:

  • Es un vino tinto de color cereza-Como sería en caso de nuestro vino Sucesión 100% Bobal
  • Es un vino blanco de color amarillo verdoso- Como nuestro Alto Cuevas Blanco Macabeo
  • Es un vino rosado rojo intenso- Tal y como se presenta nuestro Alto Cuevas Rosado de Bobal

Los aromas del vino

Acercamos la copa a la nariz y aspiramos el aroma. Intentamos pensar a qué nos recuerda. Acto seguido, agitamos la copa en círculos y volvemos a aspirar los aromas. Esta vez, al agitar la copa, las sensaciones se multiplican, ya que los aromas se presentan como sustancias volátiles y al mover la copa, emanan. ¿Cómo podemos expresar los aromas que percibimos? Te proponemos un ejemplo siguiendo con nuestros vinos.

  • El vino tinto Sucesión, evoca aromas a frutos del bosque
  • Este vino blanco Alto Cuevas Macabeo, tiene aromas frescos florales y fruta blanca
  • Alto Cuevas Rosado recuerda a aromas típicos de Bobal, como los frutos rojos

El sabor del vino 

Puedes tomar un sorbo de vino pequeño y absorberlo pasándolo por toda la boca, mezclándolo con el aire para que las mismas sustancias volátiles de las que hablábamos antes, empapen bien nuestras papilas gustativas.

Siguiendo con el ejemplo de nuestros vinos, podríamos describirlos de manera sencilla así:

  • Sucesión tinto es un vino agradable, denso y que al final nos deja un posgusto a notas tostadas (fruto de su maduración en fudre francés).
  • Alto Cuevas Blanco Macabeo es fresco, se percibe también chispeante (fruto de la integración del carbónico de forma natural en el producto) y una buena acidez, suave, invita a tomar otro sorbo.
  • Alto Cuevas Rosado, notamos la fruta roja y cierta cremosidad (debido a la acción de las levaduras durante el proceso de fermentación)

La mejor forma de acercarse a la cata es seguir practicando, juntarse con amigos y compartir sensaciones también como forma de intercambiar opiniones y experiencias.

Nosotros seguiremos ofreciéndote nuestros vinos y aprendiendo contigo 😊 Más información en https://bodegascovilor.com/tienda/

 

 

Compartelo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies