Estado fenológico compactación del racimo: Verde que te quiero verde

La pasada semana visitamos uno de nuestros viñedos favoritos y pudimos comprobar que las cepas viejas de bobal evolucionan a la perfección. Próxima parada… ¡El envero!

En la actualidad, podemos observar los racimos compactados, bayas duras y verdes que gracias a su crecimiento en las últimas semanas, se cierra y da lugar a una perfecta estructura de racimo.

En esta fase, conocida todavía como periodo herbáceo, la baya va engordando y se comporta como un organismo clorofílico en crecimiento. Esto significa que su fotosíntesis es intensa al principio y va decayendo a medida que se acerca la coloración de las uvas, también conocido como envero. Aquí veremos cómo van a apareciendo en las bayas  los pigmentos característicos de cada variedad.

Las bayas verdes demandan sustancias nutricionales a las hojas, principalmente azúcares y también, ácido málico y tartárico, necesarios para su desarrollo posterior.

Gracias a nuestra situación geográfica(altitud, latitud, aireación, insolación, temperatura) y  a las características edafológicas de nuestro terruño (suelos pobres en materia orgánica, sueltos, …) se favorece el óptimo desarrollo de las bayas.

Os dejamos unas fotos de racimos en esta fase.

 

Compartelo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies